Bruno Soriano vuelve a jugar 1.128 días después: el vestuario le pide que se quede