La campeona del mundo ya está en casa: así ha sido el espectacular recibimiento en París