El contraste del descenso: desolación en el Sporting y alegría para Leganés y Deportivo