España pasa de eliminada a primera en un minuto y medio