McLaren desmiente cualquier avería mecánica y culpa al viento del accidente de Alonso