Vettel cierra la polémica sobre su mundial