Las escuderías se oponen a que Marussia use monoplazas del año pasado