Los pilotos de F1 no podrán cambiar el diseño de sus cascos durante la temporada