Así brindó la selección francesa el título de campeona del mundo a su afición