"Va siendo hora de que los árbitros se equivoquen también para bien"