Pancartas de ánimo y caras largas en Lezama por la amarga derrota en Bielorrusia