El Atlético se despide de la Liga con buen sabor de boca