El Barça vuelve a Asia tres años después