Monumental enfado de la afición contra Schuster