El Atlético muestra su mejor cara y coge fuerza para la cuesta de enero