El Celta obra el milagro de la permanencia