El Barça gana con brillo y relax