El Barça y Messi siguen de fiesta