El Real Madrid muestra su poderío con un Cristiano pletórico