Cuba y EEUU, más cerca gracias al fútbol