Georgia, primera parada de La Roja