El Barça gana sin exprimirse con hachazos de Messi y Suárez