Koke sufre una rotura fibrilar en los isquiotibiales del muslo izquierdo