Leganés, Garitano y una hazaña de Primera