El Real Madrid busca alcanzar a Barcelona y Atlético