Ángel obliga a su ex equipo a seguir luchando