Luis Enrique: "Es un jarro de agua fría para nosotros"