Luis Enrique cree que la remontada ante el Sevilla refuerza al equipo