Luis Suárez, ante el TAS