“Quedan cinco finales, es normal que los jugadores estén más motivados”