Messi y Neymar aprovechan la sanción de Cristiano