Míchel: "No podemos dejar que nos sigan haciendo sangre"