Miles de sevillistas, a Mestalla cargados de ilusión