Neymar posa con el escudo del Barça