Piqué, el protagonista del entrenamiento de un Barça sin internacionales