El Real Madrid quiere afianzarse en el Sánchez Pizjuán