El Real Madrid, a prueba en El Molinón y el Barça, sin margen de error