Ramos y Carvajal se alían para remontar al Sevilla y proclamar campeón al Real Madrid