Seguidores del Flamengo invaden el vestuario del equipo rival antes de un partido