El Sevilla despacha con la pizarra al Córdoba y mete presión al Valencia