"Cuando uno se acostumbra a ganar no importa la camiseta que tiene delante"