La UEFA vuelve a sancionar a Rusia por los incidentes provocados por sus aficionados