Euforia en Valencia con la llegada del Barça