Miles de aficionados reciben al Real Madrid a su llegada a Turín