Ansu Fati estará cuatro meses de baja: volverá en marzo y con ilusión por jugar la Eurocopa