El Atlético se mantiene con paso firme y se proclama campeón de invierno tras ganar al Sevilla