El Barcelona sigue en caída libre y pasa como segundo en Champions 10 años después