Abelardo: “Es un escándalo y una vergüenza. No nos lo mercemos”