El Barça arma los cañones de cara al duelo ante el Bayern