Puñetazos y piedras en la final de la Liga del Sur, en Argentina